agencia de NOTICIASLITERARIAS

New York, NY. EE.UU. Año 6 -

NOTICIAS LITERARIAS

 

Principal

 Agenda

 Noticias
 Cultura
 MásBiografías
 Mutimedios-Prensa
 Reseña de libros

 Entrevistas

 Opinión
 Artículos Literarios
 Relatos y Cuentos

 Reportajes

 Historia día a día
a

Especiales

 Libros Digitales
 Curiosidades
 Libros Recibidos
 Agentes Literarios
 Editoriales

 Concursos literarios

 Enlaces
 Clasificados
a

Servicios

 Correo recibido
 Suscripción
 Quienes somos
a

 

 

 

 

 

-Un documental que genera desencuentros en USA-

 

 Fahrenheit 9/11 desata polémica

 

 

Por: Juan Limachi

 

ANL 006/NY.-El documental Fahrenheit 9/11, del director estadounidense Michel Moore, ha provocado un impactó profundo en los espectadores con las revelaciones que se filtraron sobre la gestión del presidente George Bush antes, durante y después de la tragedia del 9/11. El impacto ha sido de tal magnitud que lo han calificado como “políticamente sensible” por algunos espectadores después de haber asistido a la exhibición de esta película en las principales salas de estreno.

“Realmente he salido asustada por la forma como se manejaron los hechos durante los       días que precedieron a los ataques en contra de las Torres Gemelas en el antiguo Centro de Comercio Mundial”, dijo la profesora Rosario Manzanares, en la puerta de salida de la cadena de teatros AMC, ubicado en Times Square, en pleno centro de Manhattan.

Las reacciones de los espectadores han sido muy prolíficas en cuanto a la crítica y al elogio, pero lo importante es que, ya sea para cualquiera de las posturas, a favor o en contra, este documental se ha convertido en el suceso fílmico del año.

“Este documental convertirá a los que odiaban a Bush en mucho más amargos odiadores”, dijo Jack Pitney, un profesor de Gobierno de California’s Claremont McKenna College.  Agregó que, “asimismo, considero que a los electores indecisos no les puede llamar la atención del tema; en cuanto a los republicanos, estos no querrán regalarle más dinero a Moore”.

Por su parte la Congresista por el Estado de New York, Carolyn McCarthy, aunque no vio todavía el documental, aseguró que está impaciente por verlo, pero hasta el momento su recargada agenda política le ha impedido asistir al teatro.

 

Pasajes de incertidumbre y calma

 

En uno de los pasajes más reveladores de la película, se observa al presidente Bush, reunido con unos niños en una escuela primaria de Sarasota, Florida, participando en una clase de lectura de segundo grado. En algún momento él es informado por el jefe de su equipo, Andrew Card, de que el país estaba siendo atacado en esos momentos, la reacción del mandatario, durante siete largos minutos, es indescriptible. Se queda cómo si estuviera en trance o en reflexión. Al mostrar estos momentos de tensión para los Estados Unidos, el realizador de la película se preguntó qué estaba pasando por la mente del presidente?

El mensaje que envía Moore a los millones de espectadores estadounidenses, es que el presidente Bush, quedó congelado y sin tino para reaccionar, luego de enterarse de los ataques terroristas del 11 de septiembre, pero los miembros de la Comisión Investigadora  9/11 indicaron que el gobernante les indicó que era muy importante mantener la calma mientras no se supieran los detalles de los ataques y sobre su procedencia.

Otro de los pasajes del documental, retoma extractos de una edición del Washington Post, del 6 de agosto del 2001, donde se asegura que Bush ha pasado solamente 42 por ciento de sus primeros siete mes de gobierno en su oficina, el resto del tiempo los pasó de vacaciones o en viajes.

El tiempo comprende un largo mes de estadía denominado “working vacatión” en su rancho de Crawford, Texas; Pero Moore no dice que los días de vacaciones incluyen fines de semana pasados en Camp David, donde se encontró con el Primer Ministro Inglés Tony Blair.

Fahrenheit 9/11 también muestra el rostro humano de la guerra en Irak, donde se observa el destrozo de las bombas a su paso por la ciudad de Bagdad y el reguero de muerte y destrucción de los ataques con misiles dirigidos por satélite.

Asimismo desnuda los nexos entre la familia del Presidente Bush, la empresa petrolera Haliburn, y los miembros de la familia real saudí. “Por que el presidente firmó la salida de los 140 ciudadanos sauditas, entre los que se encongtraban miembros de la familia de Ben Laden, dos días después del 11 de septiembre, pese a que en el país se encontraba en vigencia una ley de emergencia prohibiendo todos los vuelos comerciales?”, se pregunta en la pantalla Moore.

 

¿Propaganda o terrible realidad?

 

Larry Sabato, un investigador de la Universidad de Virginia, ha dicho que la película de este realizador no es más que una salvaje propaganda en contra de Bush, que podría convencer a algunos candidatos independientes a inclinar su balanza a favor de la candidatura del John Kerry en las elecciones de noviembre próximo.

El propio Moore a dicho que después de que los estadounidenses vean este documental, espera que por lo menos un promedio de 2 a 6 por ciento de los electores tomen partido en contra del actual gobernante de la “Casa Blanca”.

Previamente al estreno, un grupo de conservadores agrupados en Move America Forward, basado en Sacramento, California, desarrolló una campaña en contra del documental, enviando E-mails a todos sus socios y a los propietarios de cadenas de cines de esta ciudad instándolos a no mostrar el film.

En reacción a esta actitud de los republicanos, el grupo liberal MoveOn PAC aseguró que más de sus 100 mil miembros serían alentados a ver el documental el fin de semana que se estrenó los últimos días de Junio. Este entidad acuñó la frase “deje que los ciudadanos estadounidenses ejerzan sus derechos a ver con sus propios ojos esta película y luego tengan su propio punto de vista”.

Finalmente el grupo Citizen United, otro grupo conservador, llenó esta semana una queja ante la Comisión Federal de Elecciones (FEC) alegando que el documental viola las leyes electorales del país porque Moore ha montado un ataque en contra de Bush, que intenta reelegirse, con dinero pagado con fondos corporativos.

La respuesta del FEC sobre otro caso parecido, podría forzar al director del film a remover todas las imágenes de Bush de todas las producciones emitidas hasta el momento a más tardar el 30 de julio, exactamente un mes antes de la Convención Nacional del Partido Republicano, para evitar la violación de la ley electoral.

 

Premios y galardones

 

Fahrenheit 9/11 fue galardonado por el Premio La Palma de Oro en el famoso Festival de Cannes, el mes pasado, evento donde participaron como miembros del jurado cuatro estadounidenses. La resolución a favor de otorgar el reconocimiento a Moore fue unánime y todos estuvieron de acuerdo para premiarlo.

Otro de los grandes éxitos de Moore ha sido su film titulado Bowling for Columbine (ganadora del Oscar en el 2002), también un documental de carácter social, pero que sólo fue exhibido en 243 salas cinematográficas a nivel nacional, menos de una tercera parte de Fahrenheit 9/11.  

“El poder de las salas cinematográficas en pleno siglo XXI, se vuelve a demostrar con 

esta película, en particular en su función como un instrumento de orientación de multitudes. Este fenómeno se explica ampliamente con la gran polvareda que se ha desatado en todos los ámbitos de la sociedad estadounidense donde desde antes de su estreno ya era tema de discusión en las escuelas, universidades, centros laborales, universidades e inundó la actividad cotidiana de los americanos sin tregua.

Moore dijo que muchas personas, tienen deseos de ver este film, debido a la controversia que levantó, algo parecido a la provocada por la película de Mel Gibson “La pasión de Cristo”, que fue atacado por su contenido anti-semita, pero despertó más la curiosidad de la gente.

 


 © 2006 por NoticiasLiterarias.com

Reservados todos los derechos 

Diseño Gráfico: Grafisoft Digital