Noticias del mundo de los escritores

     Inicio - Artículos Literarios - Biografías - Cultura - Opinión - Entrevistas - Libros Digitales - Libros Recibidos - Editoriales - Reseña Libros - Agentes - Cuentos - Taller
 
     Noticias - Medios - Escritores - Fotos Marte - Galería - Concursos - Curiocidades - Universo - Avisos - Famosos - Enlaces - Fútbol - Artistas - Artículos - Boletínes
 

 

 

 

 

Señores

Periódico Con-fabulación

C/o Doña Amparo Márquez Cristo

Sus poemas son de una indiscutible hondura y humedad, como la Federación Nacional de Cafeteros y los cantantes de boleros de su país Fernand Verhesen

La ciudad

Cordial saludo :

 

 Soy un especialista en empanadas a quien su holgado oficio le permite leer una buena cantidad de horas al día y fungir de novelista novel la mayor parte del año. Soy abogado, según la ficción, y me ha atraído en demasía  el contenido de la última editorial de su periódico vigente en el sitio Web http://con-fabulacion.blogspot.com/ y titulado La psicopatía de Harold Alvarado Tenorio  a la que quiero hacer las siguientes objeciones:

 

La editorial dice que HAT: "cuestiona el exitoso proyecto Conjuro Capital, de cuya claridad son testigos todos los que colaboraron en él".

 

Supongo, como espectador externo de la polémica, que si de tan cristalina   "claridad" los únicos testigos son los colaboradores del proyecto, sólo por esa razón habría que cuestionarlo. Si se sienten cuestionados  porque Harold Alvarado Tenorio les haya dirigido un derecho de petición, les recuerdo que ese DERECHO no representa por sí solo un cuestionamiento. Lo que exige son las copias de la celebración de contratos que todas las entidades públicas están obligadas a responder a sus ciudadanos según el ARTICULO 23 y que dice más o menos así:  “Toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas a las autoridades por motivos de interés general o particular y a obtener pronta resolución. El legislador podrá reglamentar su ejercicio ante organizaciones privadas para garantizar los derechos fundamentales”.

 

Hasta donde sabemos, Colombia es el país más corrupto del mundo, y una de las causas de su corrupción es que los mecanismos encargados de hacer las correspondientes veeduría y fiscalización de los manejos presupuestales, siempre han terminado implicados en los desfalcos que debían impedir. Eso quiere decir que en Colombia se ha hecho común que aquellos que dan la fe sean los desfalcadores de la misma. 

 

El derecho de petición por sí mismo no es un cuestionamiento de nada, insisto. A lo mucho será un estado de indagación y pesquisa previa, y tal parece que es con ese objetivo que HAT lo solicita; además es legal, porque hasta donde también tenemos entendido no ha sido derogado aun el artículo 23 de los derechos constitucionales con el que se le permite a los ciudadanos ejercer control sobre sus administradores, y además los ciudadanos colombianos tenemos derecho a saber en qué se invierten los dineros públicos; y asimismo las entidades públicas tienen el deber de ponerlo de conocimiento de todos los ciudadanos; y además es un derecho extensible a poetas, carniceros, cortadores de caña, zapateros y otros miembros de esta nación,( si aceptamos que hay nación, y constitución y derecho, y poetas, claro.)

 

En el editorial (que también parafrasea el estilo más venenoso de HAT) se dice: "Aunque bufón, el señor Alvarado Tenorio, reviste de una alta peligrosidad por gozar de la protección de un gobierno cuestionado en materia de derechos humanos y dejarlo avanzar sería comulgar con la ignominia."

 

Allí advierto varios niveles de complejidad en un mismo gazapo:

 

1. HAT es un bufón peligroso porque está protegido por el gobierno actual.

 

2. A HAT hay que neutralizarlo y no dejarlo avanzar.

 

¿Harold Alvarado Tenorio protegido por el actual gobierno? No me hagan reír, por favor. El gobierno actual protege porque le toca proteger, porque le sale más barato defender a sus contradictores que ver hundirse el TLC o pagar las demandas internacionales por omisión si tuviese que pagar una a una de las muertes que se le endilgan.

Les recuerdo que en una lista de 126.000 Ciudadano(a)s por la paz, entre los que se encuentran una gran parte de sus contradictores más acérrimos, se ha estampado también su firma. Con respecto a la peligrosidad a que aluden  me pregunto: ¿La lógica de la protección no es que se proteja al desprotegido? Según se sabe por la prensa oficial (ver columnas de Salud Hernández, carta el presidente por el  PEN internacional), HAT está protegido por una resolución internacional que obliga al estado a proteger su vida ya que está amenazado de muerte por un sector bastante más peligroso de criminales armados que han pretendido hacer una reforma agraria con los predios de una finca que le pertenece a él.

 

(Si se me permite abrir un juicio subjetivo, la única peligrosidad que reviste para mí este temible poeta no antologado es la de su lengua, la suya de él, una lengua viperina que no se amilana por expresar opiniones adjetivadas y sazonadas con preguntas que puede producir respuestas con acciones penales desfavorables para los cuestionados.)

 

Ahora les quiero preguntar: ¿qué quiere decir eso de "no dejarlo avanzar"? ¿A qué se refieren con esa frase de su editorial? ¿A un debate ético en el que la invectiva se responde con invectiva? ¿A hacer justicia con un método injusto? ¿A una demanda por difamación o por calumnia? Espero que sí. Que simplemente sea la última. Pero como soy abogado, según la ficción, y como mi oficio real me permite pasar muchas horas navegando por la Web y leyendo blogs de cuarta categoría, he leído también la carta que HAT les ha remitido con tanta descortesía (según ustedes) y si no es mucha impertinencia, me permito decirles que para entablar ambos tipos de demanda, les recomendaría primero asesorarse de un abogado templado en viejas lides quien les pudiera definir previamente qué es difamación y qué calumnia, sin lo cual corren el riesgo de perder cualquier impulso que adelanten por este camino. Eso sí: no vayan a consultar a Abelardo de la Spriella porque seguro les dice que sí, que demanden, y que él les cobra baratico.  Y es mentira. Cobra caro.

 

Veo a simple vista, que la circular "por un debate ético"  viene firmada por una lista de poetas y escritores entre los que escasean las obras maestras, que en lides de poetas al final es lo que cuenta.

 

Yo también he hecho suscribir esta carta por un grupo modesto de abajo firmantes que quieren desde la tumba seguir contribuyendo al mismo debate. 

 

  Firman,

  Nicollo Machiavelli, León Bloy, Louis Ferdinand Céline, César Pavese, Jonathan Swift,  Oscar Wilde, Jules Renard,  Lucio Aneo Séneca, Marco Valerio Marcial, Benito Feijoó, José de Cadalso, Nicolai Gógol,  Georges Bataille,  Witold Gombrowicz, Pierre Drieu La Rochelle,  baron de Montesquieu , Epicteto,   Wyndhem Lewis, Richard Yates, Charles Baudelaire, Aristófanes, Marcel Schwob, Albert Camus, Erasmo de Rotterdam, Bertol Brecht, Madame Lafayette, Francisco Quevedo, Juan Rodriguez Freyle,  Karl Kraus, Rodolfo Walsh, Reinaldo Arenas, Jorge Luis Borges, Spengler,  Emily Ciorán... (y toda la internacional del espíritu)

 

 

 

 


 © 2002 - 2010 por ANL

Reservados todos los derechos