agencia de NOTICIAS LITERARIAS

 
 
 

Principal

 Agenda

 Noticias
 Cultura
 MásBiografías
 Mutimedios-Prensa
 Reseña de libros

 Entrevistas

 Opinión
 Artículos Literarios
 Relatos y Cuentos

 Reportajes

 Historia día a día
a

Especiales

 Libros Digitales
 Curiosidades
 Libros Recibidos
 Agentes Literarios
 Editoriales

 Concursos literarios

 Enlaces
 Clasificados
a

Servicios

 Correo recibido
 Suscripción
 Quienes somos
a

 

 

ENTREVISTA

              Pedro Rangel Mora

 

Pedro Rangel Mora

“En Venezuela casi ningún  escritor se gana la vida desde el oficio de escritor.”

 

Por José Alexander Bustamante

 

Cuentista/ Novelista. Rangel egresa como abogado de la ULA, Mérida- Venezuela, su vinculación a distintos proyectos culturales terminan formándolo como escritor. Se debate diariamente entre el expediente jurídico y la página que lo espera desde la literatura.

Admirador del género de la novela policial de la cual ha sido uno de los escritores venezolanos que ha lo han abordado. Su oficio de abogado le da para vivir como escritor, se recrea en el guión de cine, el teatro, la entrevista y el ensayo aunque admite que su fuerte es la novela y el cuento.

Rangel Mora nació en Mérida en 1956... y reside en la misma ciudad luego de una estadía de varios años en el oriente venezolano.

  

He notado que muchos abogados incursionan en la literatura y casi siempre con historias muy particulares, tienen un matiz social en mayor o menor medida. ¿Genera una sensibilidad distinta conocer las leyes, conocer en cierta manera la estructura  y el engranaje del sistema social?

 

Rangel Mora: Realmente no he pensado si hay una relación estrecha entre la profesión  del abogado y la escritura, lo que sí sé es que la experiencia que uno tiene como abogado, en mi caso, me sirvió para escribir una novela que es El orden de los factores, que es una novela policial sobre el tema carcelario, específicamente la cárcel de Mérida, es ese caso me sirvió mucho en los primeros años cuando me gradué (de abogado)... ejercí derecho penal y me empapé de ese mundo...creo  que el trabajo de abogado por lo menos en el área penal enriquece... en anécdotas para la escritura...

 

En el sentido de las historias casi siempre tienen una carga social...

 

Rangel Mora: Si, si, de repente a uno le toca trabajar con la condición humana en su estado, a veces, más puro. En los casos de los divorcios la gente desnuda su alma a extremo y se entera uno de casos increíbles, le cuentan a uno como si uno fuera el psicólogo o el sacerdote, los temas más sensibles y más ocultos: el enfrentamiento de las pasiones... de todo eso me he nutrido.

 

¿Será acaso que cada expediente puede ser una novela o un cuento?

 

Rangel Mora: Mira, comparto completamente esa tesis, hay expedientes penales que puedes leerlos como una novela, pueden ser tan interesantes o tan ricos como una novela, es una cosa que la he visto muchísimo... en ciertas partes de los  expedientes cuando las personas narran toda su peripecia humana realmente son... de una fuerza y contundencia.. .sorprendentes..., indiscutiblemente que enriquece.

 

Hoy día ya tiene bastantes años escribiendo con mucho oficio, ¿abogado o escritor? No me digas que las dos cosas. (risas)

 

Rangel Mora: Me considero escritor primero que nada, el abogado, no es que no me interesa, me interesa mucho también, es la forma de ganarme la vida, desgraciadamente en nuestro medio, pues, creo que en Venezuela casi ningún escritor se  gana la vida desde el oficio de escritor, todos tenemos que hacer otras actividades... tal vez los que hacen guiones en la televisión, de telenovelas, ese tipo de cosas, son los pocos que han logrado vivir... pero no están relacionados siempre con la literatura en si, excepto unos caso excepcionales como Garmendia y Cabrujas, en general  son libretistas que no tienen oficio literario, simplemente guionistas de televisión.

 

Se que le gusta mucho la novela policial, me gustaría que habláramos de El orden de los factores, se que es de ese genero, además, como comentabas tiene elementos hechos reales de aquí en Mérida.

 

Rangel Mora: Sí, El orden de los factores es una ficción en base a hechos reales en Mérida, es el asesinato de un estudiante que trajo una convulsión en la ciudad... la ciudad terminó tomada por el ejercito finalmente, después de más de un mes de una algarabía social tremenda y  despertó muchos odios e inquietudes  en la gente, muchos temores. Lo cierto es que el protagonista del hecho real... ya había matado a alguien...

 

Pero, ¿Le encanta el género?

 

Rangel Mora: Sí, bueno tengo una contradicción... me gusta muchísimo pero por un lado... los editores han tendido  a hacer que el escritor explote mucho ese género... lo que ha obligado a muchos escritores para poder publicar tener que llevar su literatura por ese camino, lo cual... creo que ha  prostituido mucho el género, hay cosas muy buenas... uno siente que hay escritores de fuelle... metidos en esa camisa de fuerza... del género policial, prácticamente el género es la novela policial...dentro de la contradicción de trabajar en esto cuando  se transforma casi en la única forma de expresión, lo cual me parece terrible y de alguna manera censura las otras formas de escritura.

 

¿Tiene novelas de género policial de su preferencia?

 

Rangel Mora: ... hay muchas que me gustan, creo que me despertó el deseo de escribir novela policial... Asesinato en el comité central del catalán Vázquez Montalbán. Hay cosas excelentes, por ejemplo: de Rubén Fonseca El gran arte... es una mirada...  importante de lo que es Brasil, a través de una novela policial extraordinaria... El  tema de la novela policial esta muy ligado al desarrollo de las policías de cada país como decía Julio Miranda en uno de sus ensayos, es decir, si el sistema represivo está desarrollado la novela policial se desarrolla...

 

Se trasladó a Chile, estuvo varios  años viviendo allá, me llama la atención, otro escritor hubiese preferido París o Madrid. Cuénteme lo de Chile, estuvo en un momento  muy particular en Chile.

 

Rangel Mora: Viví  seis años en Chile, viaje para allá en enero del 1989 que es precisamente el último año de la dictadura, las razones familiares... quería cambiar de mundo,  una extraordinaria experiencia en muchos aspectos...alejarme  seis años de Venezuela me dio una perspectiva completamente distinta del país, de lo que sucede, de esta tragedia que era en cámara lenta y que ahora aumenta el ritmo... El  orden de los factores fue la primera novela que escribí en Chile, escribí cinco libros más...

 

Le encanta el cine, ¿tiene inclinación al guión?

 

Rangel Mora: Tuve una experiencia, precisamente en Santiago, llegué a estudiar en la Escuela de cine y televisión Extremo Sur, hice un curso de un año, cuando terminé los encargados de la escuela me pidieron que me quedara trabajando con ellos el tema de la escritura del guión, ellos habían descubierto que... casi ninguno escribía, de todos los que se inscribían en la escuela... y comencé a trabajar en ejercicios de escritura con ellos... trabajamos en un guión... sobre un personaje indígena.

 

Autobiografías es un libro sumamente particular, me he dicho: ¿será un ejercicio?, Además, explora más de sesenta mundos  distintos en  uno  o dos páginas por cada  relato. ¿Cuál es la intención?

 

Rangel Mora: ... es una novela compuesta por sesenta y cuatro relatos separados donde un hombre  cuenta sesenta y cuatro de sus vidas, es como esos libros que se lo dictan a uno, yo fui el escribiente de esos libros y que toque muy poco el libro original, fue una idea que tenía en mi mente desde hacía muchos años...

 

Ha incursionado en otros géneros, el ensayo, la poesía... ha tocado otras puertas.

 

Rangel Mora: ... en la poesía me siento fracasado absoluta, no me atrevo jamás a publicar un poema.

 

¿Ha escrito algún poema?

 

Rangel Mora: Quién no, quién no comete esos errores (risas), en el teatro sí... (ha incursionado), tengo una novela para escenificar, se llama Índigo... y el cuento y la novela que son los géneros que más me interesan, bueno, hace poco terminé un ensayo sobre la novela negra... sobre la novela policial.

 

Preguntas obligadas, un libro o un autor, una película. Esa que tu dices: me gustaría  que todo el mundo viera esa película.

 

Rangel Mora: ... (pausa), Rayuela... evidentemente que Shakespeare... películas... El ciudadano Kane... me acuerdo de una película que vi muy joven, la sigo recordando que es Vivir de Kurosawa.

 

Pregunta comprometedora, puedes no responderlas. Si fuera presidente de Monte Ávila Editores ¿Cuál sería la primera decisión en tomar ese lunes de trabajo?

 

Rangel Mora: ... (risas) Tal vez volver a los orígenes de Monte Ávila, en aquella editorial de difusión cultural que nos traía de lo mejor que se estaba publicando en el mundo en los años setenta. Era una editorial buscada y apreciada...

 

 Si el sistema represivo está desarrollado la novela policial se desarrolla.

 

CUENTOS DEL DEMONIO

 

1

Cuando el dinosaurio despertó, el hombre lo atravesaba por el ojo, de una aguja.

2

Escudriñó entre los sesos esparcidos por la sala, sin lograr encontrar la idea del suicidio.

3

Insistentemente el estrangulador marca el número de su víctima. No puede vencer la curiosidad por saber si el cable del teléfono se estropeó en el largo forcejeo.

4

Vio una mancha de sangre en el cordón de su bota montañera. Recordó la patada en el rostro, el grito de reclamo por los dientes perdidos, y lamentó haberlo matado, dando una salida tan fácil a quien manchó su bota.

5

El suicida atacó ferozmente a su enemigo. Sabía que toda agresión siempre acarrea una respuesta mayor.

6

Como el tigre era regalado no le miró el colmillo mientras le devoraba la cara.

7

El nuevo orden mundial. Con la computación, la información que se tiene sobre la humanidad, se duplica una vez al año. Con la humanidad, el desarrollo de la computación, se duplica dos veces al año. Por lo tanto la información se va multiplicando por cuatro, por dieciséis... Y nada se sabe de la vida.

8

El origen de las religiones. Cuando el conocimiento se divulga deja de pertenecer al místico y el mercader se lo apropia.

9

Decidieron cavar un pozo hasta llegar al infierno. Trabajaron por años como hormigas, en la oscuridad, entre desilusiones y tragedias; y, a la inversa de Babel, dios los premió al final con la meta: Tocaron el fondo de sí mismos, y entonces hablaron un único idioma.

10

El creador aprisionó en un solo hombre la fe y la inteligencia, y estalló.

11

Como Demonio me han perseguido, torturado y exterminado pintándome en diferentes formas: como hechicero, apostata, bárbaro, indio; después como traidor a la patria, extranjero, judío, comunista de un lado, burgués del otro. Hoy me llaman terrorista. Pero en justicia, mi espíritu sólo ha sido predominante en los perseguidores.

12

Deben estar orgullosos, han desarrollado una maquinaria bélica de eficiencia jamás conocida. En otras palabras, nadie mata mejor que ustedes. Felicitaciones, son los más grandes exterminadores de la historia de la humanidad. ¡Ah!, no se les olvide llevar las estadísticas, para Guines.

13

Es el día más importante de la historia de la humanidad. Todos, hasta en el último rincón del planeta, por única vez están de acuerdo. Justo en la hora precisa: tres, dos, uno: “El Suicidio Universal”.

 


 © 2002 - 2010 por NoticiasLiterarias.com

Reservados todos los derechos