agencia de NOTICIAS LITERA

New York, NY. EE.UU. Año 6

 

 

 

Las películas de Navidad

 

Por  Alberto Duque López

Escritor y crítico de cine

 

Navidad, en términos cinematográficos, sirve para todo. Para el estreno de películas alusivas al tema (este año fue ”El Nacimiento”, dirigida por una mujer especializada en adolescentes, Catherine Hardwice), o historias nacionales que toquen las supuestas fibras de los espectadores locales (la cartelera colombiana acoge varios títulos locales como “Cartas al gordo” de Dago García, “Dios los junta y ellos se separan” de Harold Trompetero, y “Al final del espectro” de Juan Felipe Orozco, entre otras), o superproducciones de Hollywood que aspiran a ser nominadas a los premios Oscar.

Coincidiendo con su estreno en Estados Unidos y numerosos países del mundo, se ha exhibido sin demasiada fortuna  “El Nacimiento”, la película que el Vaticano aceptó lanzar y apoyar desde su elegante sala de proyecciones con asistencia de invitados, periodistas, prelados y funcionarios. El Papa la miró después emocionado pero no tanto como para permitir  el ingreso de la embarazada joven actriz que interpreta a María. Soltera y feliz con su condición, Keisha Castle-Hughes (nominada a un Oscar por su valiente personaje en “Jinete de Ballenas), tomó el desaire con humor y se alegró de ese respaldo gigantesco a un proyecto que cayó en manos de una directora, Catherine Hardwicke, especializada en historias de jóvenes conflictivos y solitarios (“13”y “Lords of Dogtwon” convertidas en objeto de culto).

El Vaticano quedó oficialmente feliz con esta versión que, según un cronista responde algunas preguntas que la Humanidad siempre se ha planteado: ¿Qué es lo que pasó antes del alumbramiento de una niña llamada María, casada con un hombre mayor? ¿Cómo era la vida de esa muchacha y cuál fue la escala humana de este episodio?

Claro que no es lo mismo ver el nacimiento o la historia de Jesús en películas realizadas por maestros como Mel Gibson, Martin Scorsese, Cecil B. De Mille, George Stevens, Luis Buñuel y otros, que mirar otros conceptos en películas dedicadas por Hollywood a exaltar otro  personaje gordo y vestido de rojo que ha desplazado, en cierta forma, los tradicionales y bucólicos momentos del pesebre... Son dos intenciones diferentes. Estos son algunos titulos para recordar:

“The Night Before Christmas” (1905), de los pioneros Edwin Porter y Thomas Alba Edison, con miniaturas animadas, es un cortometraje precioso, auténtica joya;

“Scrooge” (1935), de John Brahm y Henry Edwards, en blanco y negro, con Seymour Hicks interpretando el antipático personaje;

“El Expreso Polar” (2004) de Douglas Carrigan, de dibujos animados, juego de video;

“El Expreso Polar” (2004) de Robert Zemeckis, la que protagoniza Tom Hanks en siete papeles, con una tecnología asombrosa;

“The Santa Clause” (1994, de John Pasquín, con el hombre escogido para remplazar al gordo vestido de rojo;

“The Santa Clause 2” (2002), de Michael Lembeck, con el aburrido Tim Allen y Tim Mitchell, inferior a la primera;

“Jingle all the way” de Brian Levant, con Arnold Schwarzenegger. La historia de los dos papás que luchan por obtener el último muñeco disponible como regalo;

“Mujercitas” (1933) de uno de los más grandes del cine, George Cuckor, con Katharine Hepburn, Joan Bennett y Paul Lukas;

“Mujercitas” (1994), dirigida por Gillian Armstrong, con el encanto de la versión clásica y un reparto encabezado por Winona Ryder, Gabriel Byrne,Trini Alvarado y Kirsten Dunst, además de Claire Danes y Susan Sarandon;

“Scrooged” (1970) de Ronald Neame, para algunos una excelente versión de Dickens, con Albert Finney, Alec Guinnes y Edith Evans, con los terribles fantasmas….

“Scrooged” (1988), dirigida por el maestro Richard Donner, versión contemporánea de una historia tantas veces adaptada al cine desde cuando Charles Dickens la publicó. El reparto, alegre y ruidoso, con un estupendo Bill Murray a la cabeza;

“Milagro en la calle 34” (1947) de George Seaton, con ese Santa Claus a quien todos quieren encerrar porque lo consideran un peligro. Con Maureen 0¨Hara y John Payne;

“Milagro en la calle 34” (1994), de Les Mayfield, otra de las historias encantadoras llevada al cine en varias ocasiones, con el estupendo Richard Attenborough y Elizabeth Perkins;

“Home Alone” (1990) de Chris Columbus, estupenda y divertida con el chico abandonado en la casa mientras la familia viaja a París y es asediado por dos ladrones de baratos. Con el estupendo y desperdiciado Macaulay Culkin, Joe Pesci y Daniel Stern. Una de las películas navideñas más taquilleras:

“A Christmas Story” (1983), del maestro Bob Clark, nueva versión del clásico, con Melinda Dillon y Darren McGavin;

“The Snowman” (1982) de Dianne Jackson, dibujos animados y divertidos a veces;

“The First Christmas” (1998) de Lindsay Van Blerk, animada, narrada por Christopher Plummer, encantadora;

“Duro de Matar” (1988) de John McTiernan  (ya viene el cuarto capítulo), con Bruce Willis como el policía enfrentado a una banda de terroristas en un rascacielos de Los Ángeles que tiene un grupo de rehenes el día de Navidad, entre ellos, su bella ex esposa;

“Christmas in the clouds” (2001) de Kate Montgomery, llena de enredos y batallas con bolas de nieve, con Timothy Vahle;

“Pesadilla antes de Navidad”  (1993), concebida y realizada por Tim Burton;

“A Christmas Carol” (1938) de Edwin L. Marin, en adorable blanco y negro;

“A Christmas Carol” (1971) de Richard Williams, animado, con el legendario personaje de Scrooge que tanto impresiona a los más chicos;

“Joyeux Nöel” (2005) de Christian Carion, en la Navidad de 1914, en uno de los campos de batalla de la I Guerra Mundial cuando los alemanes aceptan jugar un partido de fútbol con sus enemigos francess y escoceses;

“Star in the night” (1945) de Don Siegel (tiene que ser el mismo de tantas historias policíacas tan violentas), otra versión de “Una Historia de Navidad” de Dickens;

“Meet me in San Louis” (1944) del gran maestro Vicente Minnelli, ubicada en 1903, con personajes y situaciones encantadores gracias a la presencia de Judy Garland, Margaret 0¨Brien, Mary Astor y Lucille Bremer;

 “A Midnight Clear” (1992) de Keith Gordon, ubicada durante la II Guerra Mundial, en Francia navideña, cuando un equipo de inteligencia de los aliados se topa con un batallón alemán que quiere rendirse antes que morir, con Peter Berg y Kevin Dillon;

“Las campanas de Santa María” (1945) de Leo McCarey, con la amable rivalidad de un cura y una monja en un colegio católico, y la actuación de dos grandes como Bing Crosby e Ingrid Bergman, todo un clásico;

“We¨re no angels” (1955) de Michael Curtis, con los tres reos que escapan de la Isla del Diablo y llegan a una apacible villa, en plena Navidad: Humphrey Bogart, Aldo Ray, Peter Ustinov y Joan Bennett;

“Trading Places” (1983) de John Landis, con Dan Aykroyd y Eddie Murphy, con el millonario y el mendigo que son intercambiados y deben asumir sus nuevos papeles en plena Navidad, en un Chicago inclemente;

“Bad Santa” (2003) de Terry Zwigff, con estos ladrones que cometen el error de no organizar mejor sus fechorías en Navidad, con Billy Bob Thornton.

“Navidad Blanca” (1954) de Michael Curtis, ubicada en las laderas llenas de nieve en Vermont, con estos dos que, luego de la II Guerra Mundial se ganan la vida cantando en los pequeños pueblos. Con Bing Crosby, por supuesto y el gran Danny Kaye;

“Pocketful of Miracles” (1961) del gran maestro Frank Capra, considerada una de las mejores películas en toda la historia del Cine, con Glenn Ford, Bette Davis, Hope Lange y Peter Falk entre otros grandes actores;

“The Muppet Christmas Carol” (1992) de Brian Henson, con los personajes de los Muppets que dan vida a la tradicional historia de Charles Dickens….

Por supuesto, cada lector puede añadir los títulos que hayan sido olvidados injustamente…

 

 


© 2000 - 2006 por ANL

Reservados todos los derechos