agencia de NOTICIAS LITERA

New York, NY. EE.UU. Año 6

 

 

 

Víctor Gaviria gana importante premio en México, con 'Sumas y Restas'

 

‘Un Ariel’, la nueva suma de Gaviria

 

 

Por: Jaime Horacio Arango Duque

 

Ni él mismo Víctor lo podía creer. El filme ‘Sumas y restas’ había ganado el premio Ariel a mejor cinta iberoamericana, por encima de ‘Mar adentro’, la ganadora del Oscar a mejor película extranjera en 2005.

Víctor Gaviria creía tan poco en el triunfo de su realización, que apenas ayer se vino a enterar de los resultados de los Ariel, los prestigiosos premios que entregó el pasado martes la Academia mexicana de artes y ciencias cinematográficas.

“El Ariel es la confirmación de que vamos bien y que seguimos por ese camino, pese a que muchas críticas, especialmente en Colombia, lo ponen a dudar a uno”, relató Víctor Gaviria, horas después de enterarse, a través de una amiga radicada en México, sobre el éxito de ‘Sumas y restas’, cinta que, entre otras cosas, entrará a la cartelera mexicana dentro de un mes y medio. El Director antioqueño aún no sabe quién recibió la estatuilla que identifica su filme como el mejor de Iberoamérica, ya que su productor, quien estaba invitado a la ceremonia no asistió por problemas de conexión aérea.

Además de ‘Mar adentro’, ‘Sumas y restas’ superó a la realización chilena ‘Play’, de Alicia Scherson.

Los Ariel, que distinguieron como mejor película a la mexicana Mezcal, son considerados como los galardones más importantes que se entregan en el mundo latino.

 

Gaviria por sí mismo

 

Vos sabés que nosotros tenemos un arte muy dependiente, diferente del de Brasil y otros países donde la cultura está más empapada de lo popular. Aquí hay mucha diferencia entre la vida popular y la cultura popular y lo que se llama el arte y la cultura con letras mayúsculas. Esa separación tan hijueputa, esa separación, hermano, que hace que a vos te quede muy verraco hacer una película buena, muy verraco.  Esto pasa en el cine colombiano y en la literatura, con buenas excepciones de gente que lo ha logrado, que ha logrado cosas muy buenas. Pero en el cine, que es como un arte tan dependiente, donde nosotros estamos sin posibilidad de mostrar las vainas, sobre todo en este país. No te parece que hay un racismo, un clasismo? Cómo se llama eso? Una especie de clasismo intelectual tan hijueputa, que no da la posibilidad de hacer un cine real. Me parece que la gente hace guiones muy de acuerdo con las películas que ha visto. La inspiración no es la vida misma, sino las películas, y falta, como quien dice, ese aire que lo haga sentir a uno que realmente está acá, estamos acá, comprometidos con la gente de acá. Eso significa mucho. Entonces para tener esto, uno tiene que tener muchos detalles, sí o qué, puesto que todos los detalles son reales. Incluso los imaginados. Lo que pasa es que los detalles imaginados nacen muchas veces de recuerdos de uno, de vivencias, de literatura, y hay que aprovecharlos también, pero enriqueciédolos con detalles reales para poder romper esa barrera de aislamiento en que estamos nosotros como cineastas. Es un aislamiento muy tenaz. No sé. Son los detalles, sin exagerarlos tampoco, para no caer en un costumbrismo guebón. Nosotros como cineastas estamos en un mundo y en una cultura muy hermosos, si o qué?"  

 


©  2000 - 2006 por ANL

Reservados todos los derechos