agencia de NOTICIAS LITERA

New York, NY. EE.UU. Año 6

 

 

Las diez mejores

películas del 2005

 

Por Gabriel Jaime Caro (Gajaka)

 

1- “Entre Copas” de Alexander Payne, Usa.

2- “La ciudad del Pecado” de Robert Rodríguez, Usa.

3-  “Diarios de Motocicleta” de Walter Salles, Brasil

4- “La caída” de Olivier Hirschbiegel, Alemania.

5-  “Los tres entierros de Milquiades Estrada” de Tommy Lee Jones, Usa.

6-  “Brokeback Mountain” de Ang Lee, Usa.

7-  “Cache” de Michael Haneke, Austria

8-  “El niño” de Jean Pierre y Luc Dardenne (Francia y Bélgica).

9-  “Golpes del destino” de Clint Eastwood, Usa.

10- “La casa de las dagas voladoras” de Zhang Yimou. China.

11- Mención especial para “Alexander” de Oliver Stone, Usa.

 

Por primera vez en muchos años, cinco filmes de Estados Unidos, entre los mejores 10 del mundo; directores como Robert Rodríguez y Tommy Lee Jones, trabajaron con personal latino: Robert es chicano,  ya había realizado películas con bajo presupuesto (“El Mariachi”) y, “Sin City (La ciudad del pecado)” es considerada por muchos cinéfilos como una obra maestra en este caricaturesco género para la web, y el actor Tommy Lee Jones (actor y director en su Opera Prima “Los tres entierros de Melquiades Estrada”), ganador del premio de Cannes 2005 como mejor actor por este trabajo, contó como guionista a Guillermo Arriaga de México, que le había escrito los dos primeros filmes a Alejandro González Iñarritú (“Amores perros” y “21 gramos”). Arriaga ganó también Cannes por este guión.

Alexander Payne, el sociólogo del cine, ya había vivido en Suramérica en los años ochenta, escribiendo su tesis de grado en Sociología, mas concretamente en Medellín, Colombia, y que con solo tres filmes es uno de los favoritos de la crítica, y con “Entre Copas” nos llevo al delirio de las rascas con vino, como catador inolvidable. Que desazón, y que sabor a cine verdad se bambolea en este filme.

Clint Eastwood no desentona, y con una buena actriz, Hillary Swank, se llevó los oscares, y el amor del espectador común y corriente.

China que cada año coloca dos o tres películas como entre las mejores, nos trajo el drama y romance “La casa de las dagas voladoras” de Zhang Yimou, nuestro favorito autor, como para imitarlo. Tiene los diez minutos de danza más hermosos que hayamos visto en la pantalla. Historias así como la del “Camino a casa”  y “Héroe” nos seduce hasta la imperfección de nuestros gustos por la imagen.

Walter Salles, de Brasil, incursionó en el cine en español sobre los diarios del Che Guevara “Diarios de motocicleta”, con las formidables actuaciones de Gael Garcia Bernal y Rodrigo de la Serna. Filmada en América del Sur. Walter Salles un maestro a seguir por nuestros complicadísimos autores latinoamericanos, que no encuentran tema mas allá de sus narices dinosáuricas.

Bélgica y Francia siguen trabajando unidas en la producción de grandes filmes para ganarse Cannes, y en este caso fue “El niño”, la que llevaron a escena los directores Jean Pierre y Luc Dardene. Una atmósfera muy contemporánea, muy dada a relacionarse con otros planos del contexto social del hemisferio. Parece que es mejor salir de la probeta que del vientre contaminado de costumbres nada existenciales.

“Cache” (Hidden en inglés) fue la producción que presentó el veterano Michael Haneke, logrando llenar todas las expectativas, y los premios europeos a Haneke en la dirección de cine en el 2005. Alex Iglesia el cineasta español que competía con su última película quedó helado ante esta competencia con el mago austríaco.

“La Caída” de ese nuevo autor alemán Oliver Hirschbiegel, a quien aplaudimos con su “El experimento”, nos sorprende ahora con esta joyita sobre las últimas horas de Adolfo Hitler (ese pervertido político que hablaba como Carlomagno, según la bioética), interpretado por Bruno Ganz y pare de contar. Nuestro Oscar a la mejor actuación del año.

“Brockeback Montain” del chino Ang Lee, de la que vi sus avances gracias a la gentil colaboración del Lincoln Center Cinema, te reconforta las ideas proféticas de que Hollywood es y ha sido gay en todas sus decisiones, y este par de vaqueros homosexuales, no se le podía escapar de las manos a este autor chino que no ve nada raro en esto si no la confirmación de una regla apolínea.

Por último incluyo la película de Oliver Stone, “Alexander” que también tiene una orientación gay, pero no porque se le sale de los cojones al autor si no porqué el bello Plinio el joven lo orientó en ese sentido; y que no ganó nada en la Academia porque Hollywood detesta a Oliver Stone por comunista. Pero este trabajo que ya es un clásico, no se nos podía perder en el tintero, porque a Hollywood no le gustó.

Collin Farrell y Angelina Jolie mis respectos como dicen por ahí.

 

A F.M.

 

 


© 2000 -  2006 por ANL

Reservados todos los derechos