agencia de NOTICIAS LITERA

New York, NY. EE.UU. Año 6

 

 

“María llena eres de gracia”: humana demasiado humana

 

 

Por Gabriel Jaime Caro

 

El fenómeno taquillero de “Maria full of grace” (o María llena eres de gracia) en los Estados Unidos puede llegar a ocurrir en otros países del mundo. Nada menos que el impulso visual y crítico en el cine con el narcotráfico. Por fin las Mulas son protagonistas de la historia.

Según “Variety”, llevaba hasta hace poco 12 semanas en cartelera con una taquilla envidiable, que solo “Diarios de motocicleta”, ha superado, alcanzando el éxito de “Frida”de Julie Taymor, y de otra película colombiana filmada en Los Ángeles, “Las mujeres de verdad tienen curvas” de la colombiana Patricia Cardoso, con varios meses de costa a costa, durante el 2003. Boom latino en el cine lo hay, lo que falta es sostenerlo.

 

Un filme realizado por un autor joven estadounidense (Joshua Marston), sobre una temática que parece exclusiva de Colombia, como ejemplo o tipicidad de este tráfico desafortunado, que involucra a toda una sociedad, y que se irradia por toda Latinoamérica. Pero el caso de la chica de 17 años que asume este rol para salir de los aprietos de la explotación obrera, de trabajar como una esclava en el campo, para poder ayudar a su familia desde otra perspectiva de trabajo, ambas horribles, pero en fin para un joven es soportable, y de hecho lo hacen a voluntad, como un método de supervivencia mas que de escogencia, si nos atenemos al fenómeno reciente, al que se ven seducidos para conseguir los dólares.

La actriz colombiana Catalina Sandino (mejor actriz en el festival de Berlín 2004, compartido con Charlize Teron, a la postre la ganadora del Oscar como mejor actriz) le dio un toque de distinción a su trabajo como María Álvarez, sin inverosímiles actitudes. El guión (el lenguaje de humana demasiado humana) se maneja con ella con un acierto indescriptible, llevada de la mano de Joshua naturalmente, y todos a su alrededor felices. Catalina daba al máximo que hasta los italianos la nombraron la chica sexy del cine latinoamericano en la pequeña Italia de New York. Otros actores como John Alex Toro (“La primera noche”) se acomodaron a la talentosa Sandino en su perfomance. Aplaudida por la crítica británica, inicia su ciclo allí.

Mordaz, sin enredos de protesta admite una imagen muy femenina, propia del utilitarismo del negocio de las drogas. Un retrato del drama para la posteridad, que dirá esto para que se hiciera, y la amapola descansará en paz.

Las 70 bolsas de polietileno con heroína pura que tienen que transportar en el estómago es mas una escena de circo que de credulidad. Pero el caso es así, y de seguro en otros países lo ven como algo natural, que posiblemente lo hacen porque hay gente para todo. Y nuestras mulas (que podrían llegar a ser nuestras “tristes putas”) se conforman con vivir este infierno, confiando en Dios que las cubra de bondad y de misericordia en aquellos momentos tan desesperantes para un ser humano.

Una respuesta muda que tiene en New York a don Orlando Tobón (productor asociado), con su trabajo de solidaridad con estas mujeres tiradas al destino como víctimas, del tamaño del mito azteca con el sacrificio de las vírgenes al Dios Quetzalcóatl.

Pero María es imperturbable, ha conocido el amor, y sabe que no hay felicidad en esas condiciones sociales. Extranjeros en su tierra nativa viven como los desplazados por la guerra en la miseria.

 

¿Qué más sería lo que les ha gustado a los gringos? Y no solo a ellos, conozco italianos, irlandeses, españoles, suizos y suecos, que te miran como si hubieran visto el mejor documental del mundo acerca del narcotráfico de la heroína, en un filme de ficción. Habría que preguntárselo a los tailandeses o chinos haber si piensan la misma cosa.

Por eso creemos que esta obra tiene meritos para ser reconocida con un Oscar; no sea ya la mejor película extranjera por Colombia que la había nominado, porque Hollywood la ha denegado, por estar dirigida y producida por Joshua Marston de Estados Unidos. Talvez la cabeza dura de la Academia no quiera darle esa posibilidad a Colombia, que es como aprobar el negocio de estas drogas, que no debe de estar tarde porque nadie deja de fumar o meter drogas en la globalización.

¿Qué les parece, ah!? Pero en fin Joshua se salió con la suya, a lo mejor el guión es nominado en el apartado de los guiones adaptados,  y ya es suficiente para él en su primera opera prima, y con dos premios en Berlín, que mas pedirle a Adonais su Dios para comenzar su carrera de cineasta.

 

Habíamos visto “Sacarface” con Al Pacino como Tony Montana, del escalofriante manejo del narcotráfico latino en Miami (en los 80s), sobre todo por narcos que se enloquecían con el consumo de la cocaína. “Traffic” de Steven Solderberg, excelente trabajo que le dio el Oscar a Benicio del Toro. “Blow”, con el actor Jonny Deep, en donde se mostraba a Medellín como una aldea, para justificar un bombardeo, que fue pensado por un tal alcalde de New York, en los finales años aquellos.

Hoy vemos filmes nuevos como “El Rey”  (de reciente aparición) de Antonio Dorado de Colombia, sobre este mal llamado (dicho) “flagelo” en los países latinos e hispanos y portugueses del imperio de la droga. “El Rey” será la cinta que represente a Colombia en los oscares como la mejor película extranjera (dudo que lo gane). Otro documental que ha entrado en la cartelera de los teatros de clase B en USA, es el realizado sobre Pablo Escobar, y no es el primero, porque el autor Sergio Cabrera hizo uno sobre Pablo que no tuvo el éxito, por la crudeza de las imágenes. Por mostrar este fenómeno que todo lo pinta, que todo lo maneja como nervio maníaco.

“Maria full of grace” definitivamente se quedó como historia en el séptimo arte. Lástima que en Colombia los espectadores la miren como una cinta más y punto seguido.

 

gajaka@hotmail.com

Dirección y guión: Joshua Marston.
Países:
USA y Colombia.
Año: 2004.
Duración: 110 min.
Género: Drama.
Interpretación: Catalina Sandino Moreno (María), Yenny Paola Vega (Blanca), Guilied López (Lucy), Orlando Tobón (Don Fernando), Jhon Alex Toro (Franklin), Patricia Rae (Carla), Virginia Ariza (Juana), Charles Albert Patiño (Felipe), Wilson Guerrero (Juan), Johanna Andrea Mora (Diana).
Producción: Paul Mezey.
Música: Jacobo Lieberman y Leonardo Heiblum.
Fotografía:
Jim Denault.
Montaje: Anne McCabe y Lee Percy.
Diseño de producción: Mónica Marulanda y Debbie De Villa.
Vestuario: Lauren Press y Sarah Beers.
Estreno en USA: 16 Julio 2004.
Estreno en España: 22 Octubre 2004.

 

 


© 2000 - 2008 por ANL

Reservados todos los derechos