agencia de NOTICIAS LITERA

New York, NY. EE.UU. Año 6

 

 

"La passion de Cristo según Mel Gibson"

Experiencia y tragedia del creador divino

 Por Gabriel Jaime Caro

 

El dos mil tres fue un año de renovación del cine arte, y sobre todo del cine hollywoodense, que estaba en capa caída, desde que fueron suspendidas sus películas supuestamente antiterroristas, que lo que hacían era la apología del delito, como si esto no les importara, dado que el trabajo era de ficción y de un jueguito de puros yuppis yuppies o como se les quiera llamar a los que buscan dinero fácilmente con la pantalla cinematográfica.

"Dogma 95", el cine del lejano oriente, Europa hispana, y Latinoamérica, presionaron para darse cabida en el mercado angloamericano, y colocaron su buena cuota de cintas, que a dios gracias vimos: Crimson Gold de Irán, Pornografía de Polonia, y Dogville, de Dinamarca, fueron presentadas en el festival de cine de New York 2003, y todavía no han tenido la oportunidad de estar en cartelera, como si el adelanto en el cine mundial, colocara a las compañías americanas en un parangón o en una disyuntiva, que ellos resuelven con remakes de otras grandes producciones o haciéndose los de la vista gorda.

Para comenzar la película dos del director mexicano Alejandro González Iñárritu 21 gramos, nos parece la mejor del año. Todo el mundo coincide en que las actuaciones e los actores protagonistas, Sean Penn, Naomy Watts y Benicio del Toro, fueron memorables, menos para los críticos vendidos de los premios Globos, que la ignoraron por puro racismo y envidia.

En segundo lugar el filme Elephant, de Gus Van Sant, que bastante les duele a los estadounidenses de clase media y alta por supuesto, es demasiado para ellos que se diga en imagen que en las escuelas publicas se educan jóvenes como neonazis. Una obra maestra que sabe aprovechar las ventajas de los contextos sociales vigentes, y que le sirve de autocrítica al sistema gringo.

Las otras producciones que se colarían entre las diez del año son Mystic River, de Clint Eastwood, con la actuación soberbia de Tim Robbins, y de Sean Penn que repite su perfomance aprendido libremente en la película del mexicano en 21 gramos.

Lost in translation de Sofia Coppola, (un pick según la crítica especializada del "Voice" de New York). La comedia del año.

Kill Bill I, del talentoso Quentin Tarantino, con el mejor score del año y la actuación femenina de Uma Thurman. Sorprendente montaje sobre artes marciales con gran sentido del humor.

Good morning night, de Marco Bellocchio. Una adaptación muy bien realizada acerca del secuestro y muerte del primer ministro italiano Aldo Moro, por las brigadas rojas en 1978.

The barbarian invasions, de Denys Arcand de Canada. De la promiscuidad académica  a la contemplación filosófica. Como complacer a un buen padre (con una enfermedad terminal) para que tenga una muerte psicodélica, de acuerdo a su formación intelectual.

The kids are alright, escrita y dirigida por Jeff Stein, acerca de un montaje documental sobre los extraordinarios creadores del rock The Who. Dos horas inolvidables, viajando desde los sesenta con los extraordinarios músicos.

Plata Quemada, del director argentino Marcelo Piñeyro, sobre una novela de Ricardo Piglia, un registro de hechos acaecidos en 1965. Con las actuaciones de Leonardo Sbaraglia y Eduardo Noriega...Empatada con Ciudad de Dios de Brasil, del director, Fernando Meirelles.

Otras películas importantes son El señor de los anillos, el retorno del rey.  La primera noche de Luis Alberto Restrepo. Escuela de rock (la mejor película sobre el rock que han hecho los norteamericanos). Lugares comúnes de Argentina; y la mayoría de filmes animados venidos del Japón, que han vendido con la revolución tecnológica.

 

 

 


©  2000 - 2006 por NoticiasLiterarias.com

Reservados todos los derechos