COLUMNAS DE OPINION

New York, NY. EE.UU. Año 8

  Febrero 2/2007

     Inicio - Artículos Literarios - Biografías - Cultura - Opinión - Entrevistas - Libros Digitales - Libros Recibidos - Editoriales - Reseña Libros - Agentes - Cuentos - Taller
 
     Noticias - Medios - Escritores - Fotos Marte - Galería - Concursos - Curiocidades - Universo - Avisos - Famosos - Enlaces - Fútbol - Artistas - Artículos - Boletínes
 

 

 

 

 

 

Zahur Klemath

Discurso sobre

La razonabilidad

 Por Zahur Klemath Zapata

Durante este largo recorrido de mi vida y en medio de un continuo interrogarme, multitud de palabras han aflorado a mi mente dando respuesta a esos interrogantes. No puedo decir que siempre he encontrado la palabra exacta para poder definir o expresar un concepto, siempre me he visto en esa encrucijada y he dejado a mi imaginación para que ella recree en ella las escenas que divagan en mi mente. Los idiomas a pesar de que los hemos pulido y les hemos adaptado nuevas herramientas para poderlos utilizar con mayor destreza siempre hay un vació en ellos que no les permite ofrecerle al intelecto evolucionado los mecanismos que le permitan expresar correctamente las ideas que afloran a la mente del pensador que va galopando como un potro sobre la estepa del conocimiento. Las palabras están ahí podría decir el filólogo en su conocimiento del lenguaje, pero él es un artesano de la palabra y no un artista de ella, no es el creador del lenguaje sino quien lo manipula y lo embellece para que el artista, el creador pude utilizarlo libremente y posteriormente otros conocedores del lenguaje puedan recrearse y presentarlos en sociedad ya con su ficha técnica.

 

El poeta, el pensador, el hombre de ciencia y el filosofo tienen que usar su propio lenguaje para poder llenar ese vacío y nombrar sus creaciones con palabras inexistentes o dejar que el azar o el ingenio de alguien nombre el chispazo del intelecto o el descubrimiento con una palabra nacida del ingenio oportuno de otro ser para que todos entiendan de que se esta hablando. Esa ausencia del lenguaje ha hecho que así nazcan las palabras en el transcurso de la historia y que a su vez se den habilidades en la articulación de sonidos y se dé un lenguaje más armonioso, rico en sonidos y con mayor significado en sus palabras para llenar el vacío que se esta generando en nuestra época por el avance en el conocimiento y descubrimiento de nuevas fuentes del saber haciendo que estas nuevas palabras y frases se entronicen en el lenguaje cotidiano.

 

En este recorrido al que he estado, he pensando en nuevas palabras que he tenido que inventar para poder explicar ideas he imágenes que afloran en mi mente y que no puedo materializar en palabras porque ellas no existen. A veces un conjunto de términos que están dispersos, al unirlos forman una entidad con características propias y naturaleza. Esta nueva entidad nacida de estos elementos que estaban dispersos adquiere presencia e inicia una carrera abriendo puertas que no se habían pensado antes.

 

Estamos atravesando nuevas barreras del intelecto, estamos en una avanzada del saber donde el conocimiento trasciende los linderos del estar aquí para estar allá sin dejar de estar aquí. Pero ese estar no es un estar de todos sino de una minoría que esta avanzando al galope mientras una gran multitud se esta quedando atrás porque no se ha podido montar en el potro del desarrollo por la falta de habilidades. Y él ha comenzado su trotar frente a una llanura que no se le ve el final, pero que su instinto le indica que hay que avanzar hacia allá porque es donde él debe ir al encuentro consigo para dar respuestas a esos interrogantes que han nacido de su diario interrogarse.

 

En este devenir de interrogantes me encuentro, buscando respuesta a mis propios interrogantes. Cuando leo y releo mis escritos y siento que no puedo avanzar más porque una palabra rompe la unidad de esa continuidad. Tengo todos los elementos dispuestos y cada uno de ellos con sus valores precisos. Pero no los puedo recoger con mis manos como quien recoge los frutos de su cosecha. Están ahí dispersos con sus valencias y cada uno vivo esperando que los unan para formar esa palabra que les va a dar vida conjuntamente en una unidad. Leo, busco e indago como poderle dar el soplo final a esas vivencias que están ahí en espera de ese instante. Pero en esa búsqueda he encontrado como se ha experimentado con esa misma palabra en otros juegos de palabras y su amasamiento sólo da forma a formas que no crean la figura que realmente esta detrás del verdadero sentido de la palabra. Veo que hay que rescatarla y entronizarla dentro de su mundo donde si pertenece. Es tan hermosa, tan clara, que ella por sí encierra su significado de un conjunto de órganos que le dan vida y que con ella comienza una nueva era del razonar humano.

 

La Razonabilidad es una condición del ser humano que lo hace actuar con conocimiento de las leyes que rigen e interactúan en el universo. Esta condición los hace diferente de los demás seres por ser una variedad de la naturaleza. Aquí la naturaleza no se trasgrede, usa sus mismas leyes para generar una nueva forma humana que se ubica a la vanguardia de la evolución del intelecto. Esta afirmación nace después de una larga observación de la conducta humana a través de su evolución y entender y confirmar que la humanidad tiene en su ceno una variedad de seres que corresponden a las diferentes etapas de sus mutaciones y que por razones de su misma naturaleza permanecen detenidos en su condición natural al estado que pertenecen sin transgredir a la misma naturaleza. Y otras más quedaron sepultadas para que se les descubriera y las pudieran comparar con su ascendencia y descendencia, así establecer el árbol genealógico que nos va relatando nuestra historia. Es natural encontrar en nuestra sociedad, en ciertas ciudades, una variedad humana que representa esas eras, épocas que muestran los diferentes eslabones de nuestra evolución. Bajo un detenido análisis, sin ofender a nadie, se podrá encontrar las diferentes mutaciones que se han desarrollado a través de la evolución de la humanidad. Morfológicamente es fácil de detectar, pero en cuanto a la evolución del intelecto es más complejo porque las líneas que separan el intelecto uno de otro es más sutil que morfológicamente. Aunque esto que acabo de decir se puede prestar para equívocos, ya que la apariencia no es la que determina el grado de evolución sino la amalgama de sentidos y elementos que son de naturaleza del intelecto.   

 

La Razonabilidad es la amalgama de otras entidades que son inherentes a la naturaleza humana y que la hace actuar bajo otras condiciones por su naturaleza misma. Dentro de este fusionamiento interactúan condiciones inherentes al intelecto y que lo llevan a racionalizar los estados en que el ser se encuentra y a tener claridad del universo que se le presenta. Dentro de esta fusión la memoria juega un papel importante, ya que ella es la madre nutricia de toda la pirámide que el intelecto construye. La experiencia adquirida y almacenada dentro de los núcleos de la memoria hace que la inteligencia brote dentro de esa energía que genera el intelecto. La habilidad se va desarrollando como un complemento dentro de esta amalgama de energías que se fusionan y va generando un razonamiento que permite que toda esa energía se vaya canalizando en respuesta a cada interrogante que el mismo intelecto se interroga. Cuando esta condición esta presente, el ser ingresa al estado de conciencia y entendimiento sobre su razón de ser y existir en un universo que apenas descubre como parte de él. Al ingresar al mundo del intelecto la razón esta ahí con un constante interrogarse y descubre las variantes que existen en el orden de las cosas. El raciocinio por si sólo es incompetente a los razonamientos que el intelecto interroga. Porque él está limitado al conocimiento empírico y sólo alcanza a ser intuitivo. En cambio la Razonabilidad va más allá de lo empírico e intuitivo para transgredir las fronteras del conocimiento y penetrar en el destiempo y ver como si se transpola a la realidad presente las imágenes que sólo existen en el intelecto y que se volverán realidad cuando él o el interlocutor las confronten o las confirmen.

 

Sin esta condición no es posible avanzar y entender los estándares del universo ya que él esta cubierto de sus propias formas que solo a través de esta habilidad podremos entender y convivir con él.

 

Tanto la memoria como la inteligencia, la habilidad y la razón juegan un papel importantísimo en esta condición del ser humano. Estos elementos permiten mantener y existir a otros organismos que la naturaleza necesita para conservar su armonía en el universo. Todo cuanto existe tiene memoria, todos los elementos sin importar su forma o condición están compuestos de memoria y es la razón de ser en cuanto a elementos son. Si no existiese la memoria no existiría el desarrollado ni las condiciones para que la inteligencia y la razón existiera. Esta capacidad de recordar de acumular experiencias y de conservarlas hizo que la inteligencia brotara de sí y diera comienzo a una nueva condición de la existencia. Esta nueva condición fusionó los elementos que dio origen a la vida y ella en su nueva condición se fue desarrollando bajo esas condiciones hasta que adquirió habilidad en poder metamorfosearse así misma y dar origen a nuevas vidas. La existencia por si sola es híbrida y se conduce así misma, pero con el fluir de la memoria se inicia la existencia de los elementos y la inteligencia emprende la gran carrera a darle sentido a la existencia y a la razón de los sentidos.

 

Aprender a razonar no ha sido fácil, aún estamos en estado empírico, como lo decía Imanuel Kant, estamos repitiendo los movimientos que con cierta habilidad manejamos y que nos permiten erguirnos y caminar en nuestras dos extremidades. Pero aún seguimos arrastrando nuestras pisadas tratando de consolidar nuestros pasos.

 

La Razonabilidad nos permite ver interiormente y sin previo conocimiento las imágenes y razones por las cuales el universo funciona. Esta condición va más allá del mero razonamiento, porque necesita de un razonamiento premonitorio para poder enfocar ese universo que sólo se detecta a través de los sentidos o de esa condición que nace de la fusión de la memoria, inteligencia, habilidad, raciocinio, visión e inventiva. Dando como resultado esa Razonabilidad que solo percibe quien es inherente a ella y sabe usarla. La Razonabilidad no se adquiere, o existe un manual que nos permita entrenarnos y hacer uso de ella y aplicarla al diario vivir, es una condición que se da y que quien la posee no lo hace diferente de las demás personas, pero le da ventajas en cuanto a su condición de poder observar y discernir en un mundo que cada días es más complejo por los avances que los mismos razonabilitados inducen al mundo. El mundo por si solo es complejo para la gran mayoría, porque no han podido alcanzar los umbrales de la Razonabilidad y su condición solo les permite actuar humanamente y vivir en esa armonía que el mundo les ofrece. Es cosa normal para la gran mayoría de seres humanos, aceptar a un individuo que actéa normal y se ve inteligente y sabio, con buenos principios religiosos dirija un Estado. Pero es éste mismo individuo el que lleva al desenfreno y a la destrucción de toda una nación. La historia esta plagada de individuos así y lo más interesante es que siguen apareciendo, orquestados por grandes campañas publicitarias.

 

No es fácil para una sociedad que esta en constante evolución separar los diferentes rebaños por solo su condición, ya que todos en una u otra forma son la especie humana y se debe por si proteger de la retaguardia que es la más criminal y violenta que la minoría que encarna la avanzada.

 

Ser razonable no basta, porque todos de una u otra forma somos razonables y cada uno tiene sentimientos en diferentes dimensiones y los expresan a su manera. Lo que si diferencia el uno del otro es la sutileza como manipula el intelecto de quienes carecen de esta condición, y se ven atrapados en los hilos invisibles que manejan los magos de la palabra. El que escucha no puede ver el mundo que esta detrás de todo ese conversatorio que nuestro interlocutor vocifera. La palabra esta ahí y ha estado evolucionando, solo que ahora se requiere de un mayor conocimiento para entender lo que realmente esta pasando. Pero no será fácil para muchos, alcanzar a los que están naciendo a un paso de los que ya nacieron. El mundo esta evolucionando y desarrollándose ahora, a mayor velocidad que en siglos pasados. Se esta creando una brecha muy sutil entre presente-futuro que muy pronto va hacer crisis entre estas dos sociedades humanas. Esto será un largo y dispendioso trayecto que la humanidad tendrá que afrontar. Las nuevas generación entender que fue lo que pasó, cuando tamicen los restos de la nueva historia humana.

 

 

zahurk@hotmail.com

 

 


 © 2002 - 2010 por NoticiasLiterarias.com

Reservados todos los derechos