ARTICULOS LITERARIOS

New York, NY. EE.UU. Año 6 -
     Inicio - Artículos Literarios - Biografías - Cultura - Opinión - Entrevistas - Libros Digitales - Libros Recibidos - Editoriales - Reseña Libros - Agentes - Cuentos - Taller
 
     Noticias - Medios - Escritores - Fotos Marte - Galería - Concursos - Curiocidades - Universo - Avisos - Famosos - Enlaces - Fútbol - Artistas - Artículos - Boletínes
 

 

 

 

Octubre 17 - 2006   

¿QUÉ ES AZUISMO?

 

Por Zahur Klemath Zapata

Cuando hablamos de AZUISMO no hablamos de una religión, hablamos de una forma de razonar frente al diario vivir. Este razonar esta relacionado a nuestros interrogantes y pensamientos que a cada instante nos hacemos y buscamos responder. A través de este raciocinio, asumimos responsabilidad directa de nuestros actos frente al mundo que nos rodea. Buscamos a su vez, que nuestra vida este acorde con la armonía de la naturaleza y con los llamados de nuestro intelecto y así vivir una vida más placentera.

 

    El amor no nace por si sólo, es una condición que esta en nuestra naturaleza y que se le da a quien lo merece. Nuestra naturaleza de seres humanos nos proporciona un intelecto con mayor evolución y abierto a nuevos estados que nos permite existir bajo diferentes condiciones y superar todas las adversidades que se van presentando a través de nuestra existencia. Por el hecho de tener un mayor grado de evolución estamos obligados a velar por el bienestar de las demás especies y además tener el deber de ser tolerantes y comprensivos hacia el resto de los demás seres existentes y así convivir en armonía. 

 

    Nada se da espontáneamente, todo ha sido una sucesión de hechos que se han encadenado para llegar hasta donde hoy estamos. Nuestro intelecto sigue en su constante desarrollo al igual que la naturaleza. Por razón a esta condición podemos entender con mayor claridad lo que nos depara nuestra existencia. Y siguiendo este orden, nosotros como seres humanos nos podemos ofrecer un mejor bienestar y a todos los que habitan este planeta y el universo que gravitamos.

 

    Cuando nos miramos, sentimos que somos energía que fluye al mismo ritmo del universo y que esa energía interior es la que nos da la vida vital y nos hace existir como seres humanos, dándonos la razón para continuar actuando a pesar que se presenten las situaciones más inverosímiles en nuestro existencia.

 

    El AZUISMO es una forma de razonar que busca despejar dudas en las que estamos atrapados y abrir puertas en el intelecto para que él tenga una visión clara de donde estamos parados. Además permita desalojar todo prejuicio que impide el sano desarrollar del razonar humano. Nuestra capacidad de visualizar y apreciar la vida nos obliga a ser responsables con nuestros actos y a responder con mayor entendimiento la actitud que presentan los otros seres humanos. Muestro intelecto es la fuente de la cual nos nutrimos para alcanzar las metas que deseamos y aspiramos. En nuestro intelecto no podemos encubar el mal ni dejar que por condiciones emocionales actuemos sin razón y le hagamos daño a otros seres por el sólo hecho de no compartir nuestra forma de razonar. Cada entidad humana hace parte de  otra entidad humana en la evolución y por ende hay que entender que ella tiene otro nivel de conocimiento y otra forma de entender como esta estructurado el mundo.

 

    La palabra es una de las vías que nos permite comunicarnos y a través de ella podemos expresar nuestros pensamientos y comunicar nuestros deseos. Y esos deseos y aspiraciones los podemos compartir con otros para que ellos alcancen una mejor condición y así puedan vivir en armonía con su propia energía vital.

 

    En el presente estamos viviendo experiencias que requieren atención para que no vayan a distorsionar el futuro al cual vamos encaminados. Hemos recorrido un largo camino, ya abandonamos las cavernas, dejamos atrás la época de los mitos y la fantasía, la era de la razón emprendio con sus interrogantes de lo desconocido, las religiones vivieron su esplendor y la inquisición llegó a su fin. Ahora estamos superando la era de las religiones y las creencias abstractas y dejando sin piso el razonar metafisico. Nuestra inteligencia ha evolucionado y a su vez nacen nuevos interrogantes y queremos respuestas que se ajusten a la realidad en la que estamos viviendo. No queremos respuestas que dependan de la fe. Ni de hechos que no se puedan comprobar bajo demostraciones cientificas. La única fe que tenemos es la creencia en nosotros mismos.

 

    El AZUISMO no busca definir o establecer verdades que no sean de ley natural o física. La fe por si sola es un estado de condición de la persona y que hace que esa condición sólo exista en su imaginación. El AZUISMO no se compromete con ninguna fe religiosa, cada ser humano en su condición busca por sus propios medios encontrar un camino que lo conduzca  a su propia verdad y realidad.

 

    Nuestra actitud es determinante en todos los acontecimientos de la vida y a través de ella podemos expresar nuestros estados emocionales. Nuestra mente siempre esta enfocada a mantener una armonía con las cosas que nos rodean y a mantener abierta todas las vías del entendimiento para poder alcanzar un mayor grado de entendimiento sobre las cosas que están en el universo.

 

    Los pilares que sostienen nuestra condición de AZUISTAS nos obliga a ser más fuertes frente a las condiciones adversas de la vida. Nuestra actitud frente a la vida es positiva y a través de nuestras experiencias buscamos trasmitir a cada nueva generación derroteros que les permita vivir en mejores condiciones y así alcanzar un mayor grado de evolución.

 

    Protegerse a si mismo es una obligación que cada ser debe tener en el transcurso de su vida. De esa autoprotección otros dependen para poder alcanzar una mejor condición humana. Primero me tengo que salvar para poder salvar a los demás. Primero tengo que asegurarme para poder asegurar y proteger a los que vienen detrás de mí. No podré extender mi mano para salvar al que me la pide si yo no estoy a salvo. No es un acto de cobardía, ni de egoísmo el salvarse para poder salvar o guiar al otro para que se salve o alcance su seguridad.

 

    Todo ser humano merece respeto y ese respeto nace del mismo respeto que se tenga así mismo. Conserva tu distancia con respecto a los demás, y así jamás será invadida tu libertad.

 

    Otro de mis deberes es proteger a todos aquellos que habitan a mí alrededor. Cada uno de ellos es parte esencial de mi existencia. A ellos me debo y ellos me doy sin ningún reparo.

 

    En nuestra diario vivir aparecen enemigos por múltiples razones, no dejes que esas diferencias y enemistades prosperen, aléjate con discreción y hazle saber a tu adversario, que tu lo respetas pero no le estas huyendo ni le temes. Nadie es una joya para gustarle a todo el mundo. Y aún si lo eres, producirás envidia entre aquellos mesquinos que no pueden alcanzar tus alturas o lo que proyectas con tu presencia. Dejad que las envidias y las mal aversiones estén alejadas de ti. Y cuídate lo que más puedas de aquellos envidiosos y mesquinos. Por eso disfruta tus riquezas y no tengas temor en compartirlas o a perderla, porque tú ya tienes la habilidad de volver a obtenerla. Que en la prudencia y la vigilancia estará tu triunfo.

 

    Cada nuevo amanecer al igual que el anochecer son tus triunfos de existir. Respira profundo y sienta que la vida es tuya, que cada bocanada de aire que exhala de tu boca es una nuestra de tu existencia. Regocíjate de estar vivo y de gracias a tus progenitores por haberte traído a este mundo. No importa donde estén. Pues ellos son la causa de tu existencia, sin importar cual fue la razón.

 

    Cada día acércate más a ti y ten fe en tí. Porque ese acercarte hace que te llenes de mayor seguridad y satisfacción. Recuerda que la vida no es tan sólo placer, hay obligaciones que siempre tendrás, cumple con ellas y haz que este trayecto por donde caminas sea de satisfacción y orgullo para ti. Recuerda además que en la vida hay tropezones y no estamos libres de ellos. Cuando lleguen esos días de tristeza y soledad, donde los años se convierten en una cargada pesada, donde las enfermedades afloran por múltiples razones y acaban con nuestras expectativas y sentimos que todo ha llegado su fin. En esos momentos cruciales de la vida, es cuando más necesitamos acercarnos a nosotros mismos, porque sólo uno sabe de ese sufrimiento y en las condiciones en las que se esta pasando. Creer en si mismo es la única fuerza más poderosa que puede alivia esos males que nos aquejan. Nada mi nadie fuera de tu propia conciencia te podrá salvar de dicha condición humana. Solo tú y la ciencia humana lograrán alcanzar a que llegue la paz de los sentidos.

 

    Todo es una repetición de hechos con diferentes locaciones. Aprende del pasado porque él esta lleno de historias donde nos cuenta las experiencias de quienes las vivieron. Sigue paso a paso sus vivencias y en ellas encontrara la respuesta de muchos de tus estados. La misma naturaleza te mostrará las diferentes caras de la moneda.

 

    Observa a tus antepasados y en ellos encontraras la respuesta de los males que te aquejan. Procura que esos males no sean trasmitidos a las generaciones venideras, porque es tu responsabilidad velar por el bienestar de ellas.

 

    Este atento a la voz de la experiencia. Ella te evitara cometer errores y a la vez te enseñará a seguir la dirección correcta.

 

    Es muy fácil gobernar si se tiene mano fuerte. Es muy fácil ordenar si la orden viene de un verdugo. Todo aquello que sea alcanzado con el sometimiento y el engaño regresara al orden preestablecido y esas mismas fuerzas que se emplearon para alcanzar esa gloria, esas mismas fuerzas y ese mismo poder regresara hacia ti como una ola que lo barra todo. Si tu entendimiento te dice que lo puedes lograr sin hacer daño, emprende el camino que serán muchos los que estarán contigo.  

 

 azuismo@hotmail.com

 

 

 


 © 2008 por NoticiasLiterarias.com

Reservados todos los derechos