agencia de NOTICIAS LITERA

 New York, NY. EE.UU. Año 6 -

 

 

 

  ARTÍCULOS LITERARIOS

PEQUEÑA HISTORIA DE NEW YORK

Viaje en el Lower East Side de New York

 

Por Zahur Klemath Zapata

 

 

Por más de siete siglos fue territorio de indios. Cerros, lagos, quebradas y árboles crecían frondosos a lo largo de la isla. La tierra era fértil para el cultivo y era buena para la caza de animales silvestres.

En el siglo XVI las tribus Algonquin habitaban la isla y vivían de la pesca, la cacería, cultivaban maíz, calabaza y frijoles. Lo único que se recuerda de ellos en nuestros días es el nombre que le dieron a la isla, "Manhattan". El nombre proviene en razón en que la isla esta compuesta de cerros y colinas. Los Lenapes eran los indios que habitaban originalmente la isla.

El florentino navegante Giovanni da Verrazano fue enviado por el rey Francis I de Francia a buscar una nueva ruta al norte del nuevo mundo para  llegar a Asía. Verrazano navegó desde Dieppe a bordo de la nave La Dauphine y en 1524 descubre la bahía que hoy lleva el nombre de New York. Verrazano al navegar dentro de la bahía se da cuenta de la facilidad con la que se moviliza y las ventajas que ella ofrecía. A su regreso cuenta sobre este descubrimiento, pero no le dan la importancia suficiente y queda en el olvido. En 1609, después de ochenta y cinco años el inglés Henry Hudson, que en ese entonces era empleado por los holandeses en la empresa West India Company, entra en la bahía y navega hasta la boca del río que hoy lleva su nombre.

A partir de 1624 se establece la West India company y se le comienza a llamar a la isla la Colonia de New Ámsterdam.

En 1626 llega el primer gobernador Peter Minuit, quien le compra la isla a los nativos en una transacción, en la que están involucrados varios objetos y un hacha, todo tenía un valor equivalente a 60 guineas, unos $24 dólares de hoy.

Con el correr de los años la isla va atrayendo a todo tipo de personajes que buscan un sitio para refugiarse y hacer sus negocios. La isla les brindaba estas posibilidades porque no hay leyes que la gobiernen. Para 1647 los holandeses deciden ponerle orden a New Amsterdan y traen a Peter Stuysesant, un recio soldado que estaba sirviendo como gobernador en Curacao y que había perdido su pierna derecha. Stuyvesant hace pocos amigos en la isla, pero le pone orden y hace que las cosas se hagan. En sus 17 años de gobernante establece el primer hospital, prisión, escuela y oficina de correos, y con el tiempo va construyendo un muro al alrededor del poblado para mantener a los nativos alejados. A su vez para prevenir que los esclavos que se escapen. Hoy donde estaba el muro se llama Wall Street.

En 1664 la armada inglesa llega a sus costas y amenaza con cañonear el poblado, después de negociaciones con sus habitantes, sin que para ello se dispare un solo cañonazo, se toman la isla. A partir de este acontecimiento la isla pasa a manos de los ingleses y es renombrada New York, en honor del Duque de York. Diez años después los holandeses retoman la isla, durante la segunda guerra Inglesa-Holandesa. Pero en unas prontas negociaciones la isla regresa nuevamente a manos de los ingleses. Los ingleses no fueron buenos gobernantes y siempre había conflictos en la isla.

Para 1689 un comerciante de nombre Willian Leister arma una revuelta anti-católica contra el gobernador y se toma a New York por dos años, luego es capturado y ahorcado por traición.

En 1712, un grupo de esclavos le prende fuego a una casa y asesinan a nueve personas que corrieron a extinguir el fuego. Seis de los esclavos que prendieron el fuego pertenecían al comité de revolucionarios would-be que prefirieron suicidarse a enfrentarse ante las cortes. Los otros esclavos aprendidos, unos fueron quemados en la hoguera y otros torturados hasta la muerte. Hasta 1741 hubo una sucesión de incendios y dijeron que era una conspiración de negros católicos, más de 30 esclavos fueron ejecutados y otro tanto desaparecidos.

En sus comienzos hubo hombres poderosos que poseían gran parte del territorio de la isla y que le fueron dando el perfil de una ciudad con una dinámica que hoy se conserva. La propiedad de Peter Stuyvesant cubría un extenso territorio que venía de la parte baja de la isla hasta lo que hoy se conoce como la calle 14. James de Lancey poseía la mayor propiedad de la isla, sus tierras se extendían desde lo que hoy se conoce como Bowery, hasta alcanzar el East River. Hoy una de las calles lleva su nombre, "Delancey Street". Las orquídeas crecían en una parte de sus tierras y de ahí nace el nombre Orchard Street. Muchos nombres de calles se conservan en referencia de sus antiguos propietarios.

El 4 de julio de 1776 se independizan de los ingleses y se convierte en la capital de la nueva nación de los Estados Unidos.

Para 1800 la ciudad contaba aproximadamente con 15.000 habitantes y se extendía hasta el norte donde existía un canal que comunicaba el East River con el Hodson River. Con el crecimiento de la ciudad, nuevas calles se fueron abriendo para albergar los nuevos residentes. Los primeros habitantes del área fueron los afro-americanos que habían alcanzado su libertad después de ser esclavos, y hora eran hombres y mujeres que vivían allí.

Para 1825 los linderos de la ciudad habían alcanzado hasta la calle 10 y su población era de unos 125.000 habitantes. Pero para 1840, una generación posterior, la ciudad tenía más de 700.000 ciudadanos de los cuales 75.000 eran emigrantes alemanes, 100.000 irlandeses, todos ellos concentrados en la parte norte de City Hall, al rededor de las intercesiones de tres calles que formaban cinco puntos de convergencia.

En 1830 el alcalde Dewitt Clinton's Grid Pla ordena reestructurar la ciudad de tal forma que le diera un orden y una planificación a la ciudad para su crecimiento y desarrollo.

El Lower East Side ya existía para esta época, por esos sus calles no mantienen el orden del resto de la ciudad. Su ordenamiento se llevó a cabo con el fin de que las calles y avenidas mantuvieran un orden numérico y fuese fácil de ubicar los lugares.

El muro construido por los holandeses, fue nivelado para darle la bienvenida a lo que hoy se llama Wall Street y el canal fue cubierto para llamarle Canal Street.

Para la época de la guerra civil en 1861 los cinco puntos se habían crecido hasta pasar lo que hoy se llama Houston Street, hasta llegar a la calle 14, lo que antiguamente era la finca de Peter Stuyvesant. Se dice que aquí nació lo que hoy se llama el Lower East Side porque allí vivían miles de emigrantes al este de Broadway.

A finales de 1800 una nueva emigración se encamina a la ciudad por los cientos de miles y después por millones. La mayoría de estos emigrantes son italianos y judíos europeos del este. Para 1900 el número de emigrantes se calcula en más de 3.5 millones. Un largo porcentaje de estos nuevos emigrantes habitan el Lower East Side, haciendo que la población de esta comunidad crezca en desproporciones numéricas con el resto de la ciudad.

Este crecimiento acelerado crea un cordón de hacinamiento en el área donde los bandidos se movilizan con cierta libertad sobre la calle Mulberry. Por el hacinamiento se producen muchos casos degradantes y horrorosos siendo la comunidad afectada. Pero a pesar de todo lo que estaba sucediendo allí, en esas mismas calles existía un sentimiento de superar esa vida y alcanzar un sueño por el cual habían venido.

En 1900 había 25.000 carretas de mano de vendedores ambulantes en el Lower East Side, cada vendedor producía lo suficiente para sostenerse así y a su familia. Hubo momentos en que los vendedores ambulantes producían no solo para sostenerse, sino que ganaron conque abrir un pequeño negocio. Algunos de ellos más tarde se convertirían en las tiendas más grandes de New York, como Lord and Taylor. Como caso relevante la comunidad de inmigrantes fue grande en número y en variedad. En New York había más judíos que en cualquier otra ciudad del mundo, más irlandeses que en Dublin y más italianos que en Roma.

La comunidad del Lower East Side siempre estuvo muy envuelta en la vida intelectual. El periódico The Jewish Daily Forward se fundó en 1897. Este periódico pronto se convertiría en el más importante vocero cultural en el área, donde cerca de 200 periódicos se publicaban en Yiddish, inglés y otros idiomas que se leían. El Lower East Side fue una comunidad vital de judíos intelectuales, de estudiosos del hebreo, filósofos y pensadores políticos. The Seward Park Housing Corporation era donde se discutían las teorías de Marx, Zola, el Talmud y Tolstoy.

En los últimos cien años el vecindario del Lower East Side se mantiene en un constante cambio. Tanto los judíos como los italianos se han ido, los puertorriqueños, los dominicanos y los asiáticos han llegado a formar la comunidad. Esta nueva población ingresa a los mismos edificios de cinco pisos sin elevador, con escalera de incendio al frente, con un pequeño patio en la parte trasera del edificio, ventanas entre los cuartos y la bañera en la cocina. Ahora en el año 2002, el Lower East Side es la residencia de la población más grade de hispanos y asiáticos.

La comunidad judía, que tiene sus raíces de varias generaciones atrás, esta regresando cien años después a encontrarse con el pasado, porque existen sentimientos profundos sobre sus raíces. Hoy hay familias que buscan encontrar rastros de sus ancestros que van desde cinco a seis generaciones. Y otros prefieren regresar al lugar donde llegaron sus antepasados por ese sentimiento carismático que produce el Lower East Side de ahora.

Por varios siglos el Lower East Side ha sido la puerta de entrada y la esperanza de muchos que han emigrado a los Estados Unidos y que les ha servido a su vez como punto de partida a su destino final. También ha sido para muchos el sitio donde han podido expresar con libertad sus ideas ya sean religiosas, políticas o simplemente tener un sito por donde deambular con la tranquilidad de no ser señalado por su forma de ser o de vestir.

 

SUBIR

© 2008 por Agencia de NoticiasLiterarias.com

Reservados todos los derechos