BOLETIN DE NOTICIAS LITERARIAS - Agosto 01/ 2006 - № 01 - vol. 2 - Año 6 - New York, NY. USA.
 

 El ser humano siempre esta actuando, su pensamiento y su obra son sus huellas

 

Zahur Klemath

Director


Envíe sus boletines a:

noticias@noticiasliterarias.com


 

Publique aquí la portada de su libros, por solo $10 dólares y miles de lectores se enterarán

 

a

 

   INDICE 


El asesinato de García Lorca habría sido instigado por su familia

España: El fusilamiento del poeta español Federico García Lorca al comienzo de la Guerra Civil Española (1936-1939) tuvo que ver con rencillas familiares y no sólo con sus ideas republicanas y su condición de homosexual, según se demuestra en el documental "Lorca, el mar deja de moverse", que se exhibió ante la prensa y que será estrenado en España en Septiembre. El film, dirigido por Emilio Ruiz Barrachina, sostiene que los primos del escritor de la familia Roldán fueron los instigadores de la detención y el asesinato de Lorca. "Esto era un rumor entre los más viejos de Valderrubios y Fuentevaqueros" -poblaciones de la región de Granada-, dijo Ruiz Barrachina, que señaló que la cinta se basa en nuevos documentos que abordan las circunstancias de la muerte del autor, de la que el 18 de Agosto se cumplieron 70 años. Ruiz Barrachina dijo que la investigación realizada en Granada, durante cuatro años, para el documental es "rigurosa" y "no se basa en la tradición oral". El director estuvo acompañado en la presentación por el hispanista y biógrafo de Lorca Ian Gibson. El documental incluye una grabación inédita, hecha en secreto, en la que el enterrador Manuel Castilla Blanco revela el paradero de los restos del poeta. En el film se parte de la constatación de que desde el siglo XIX la familia García Rodríguez (la del padre del poeta) y las familias Roldán y Alba dominaban la Vega de Granada, donde nació Lorca, en 1898, y mantenían viejas rencillas. Entre los motivos de esas discusiones se encontraban los repartos de tierras compradas a medias, la homofobia y las distintas tendencias y ambiciones políticas en los albores de la Guerra Civil: los Lorca eran republicanos y los Roldán, partidarios del movimiento conservador Acción Popular.


Desde Ciudad de Panamá

Por: CulturaPluz/ Ciudad de Panamá. Agosto 10, Orquesta Sinfónica Juvenil Istmeña, a las 8:00 p.m., en el Auditorio Ascanio Arosemena (ACP), con la participación del Coro Polifónico de Panamá, presenta su Primer Concierto de Gala (Temporada 2006).

Agosto  4, Rock ART, Rock ON!, presentación del Instituto de Arte y Cultura el Divino Niño, una celebración de arte, cine y música y nuestros artistas nacionales. Exhibición de arte, muestra de cine y concierto de rock nacional. Más información info@lasgarzas.org Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla

Agosto 1, concierto con Elisa y Diana Durán, en el teatro La Quadra, Sala La Quadra, 9:00 p.m.


¡Tierra! ¡Tierra!

Desde Argentina: El éxito póstumo de Sándor Márai (1900-1989) ha sido sorprendente. Sus novelas (La herencia de Eszter y El último encuentro entre otras), ambientadas en la primera mitad del siglo XX, con personajes extraídos de la burguesía centroeuropea, tocan temas que hoy parecen tan pasados de moda como las polainas o los miriñaques: la amistad, la traición, los deberes y las lealtades entre familiares. El estilo de Márai es severo, elegante, clásico, ajeno a las experimentaciones formales que transformaron la literatura durante su trágica vida. Tal vez el cansancio producido por tanta narrativa desechable que hoy se publica en el mundo, tal vez el descubrimiento de un autor serio, injustamente olvidado y que concibe ficciones de buena ley, al alcance de cualquier lector, expliquen el recibimiento que se le ha brindado. El hecho de que Márai se haya aferrado por más de 40 años de exilio a la cultura de su patria, Hungría, revela una integridad excepcional. ¡Tierra, Tierra! (Océano Ediciones) es la segunda parte de una autobiografía iniciada con Confesiones de un burgués. Al contrario de lo expuesto en la contratapa, no estamos ante la obra más íntima y desgarradora del narrador. Precisamente lo que más se echa de menos en estas memorias es el detalle familiar, la referencia a personas cercanas, la descripción del entorno doméstico y cotidiano. Resulta irónico y lamentable que Márai no haya visto la caída del muro de Berlín (se suicidó unos días antes) y el surgimiento de democracias viables en naciones sometidas al totalitarismo soviético. Si el gran prosista hubiese vivido un tiempo más, sus recuerdos podrían haber sido algo matizados, sin el fatal pesimismo reinante a lo largo de estas páginas. Porque este volumen está concebido bajo una premisa ya superada: que el comunismo, una vez que se instala en el poder, es invencible, que sus deletéreos efectos son incalculables y, en fin, que toda disidencia a sus estrategias está condenada al fracaso. Tales posiciones no fueron ingenuas ni ciegas, sino fruto de la impotencia o desesperación de quienes contemplaron el sojuzgamiento de sus naciones y la instalación de tiránicos regímenes. Estas consideraciones son ineludibles a la hora de juzgar ¡Tierra, Tierra! Prácticamente todo el tomo es un alegato contra el aplastamiento de Hungría por el modelo de partido único, al comienzo por medio de agentes extranjeros, luego infiltrándose en la dirigencia local, después recurriendo a ex nazis, ex socialdemócratas, ex liberales, para finalizar en un círculo de purgas, terror, juicios populares, ejecuciones sumarias, deportaciones. Esto suena crudo, tosco y no hace justicia a alguien dotado de una mente tan lúcida y satírica como es el caso del autor. La mirada de Márai es distinta al detenerse en la milenaria tradición húngara, pues nos hace pasear por sus letras, su música, sus diversos momentos históricos y, sobre todo, la peculiaridad de su lengua, originalísima y diferente al resto de los idiomas europeos. Una y otra vez, la crónica se detiene en los rasgos magiares, en el aislamiento de esa etnia, que se tradujo, paradójicamente, en su gran riqueza. En suma, estamos frente a un trabajo inclasificable que, pese a estar desfasado, conforma un testimonio vibrante y conmovedor.

 

 


Si esta recibiendo los boletines de NoticiasLiterarias.con es porque hace parte de nuestra lista de suscriptores.

Si no desea seguir recibiendo los boletines favor enviar un correo pidiendo que sea borrado de la lista - Gracias ANL

Si desea recibir los boletines de ANLcom haz clic aquí


© 2000 - 2008 por ANL

  Reservados todos los derechos