New York, NY. EE.UU. Año 6
 

Denis Diderot
1713 -1784
Filósofo y escritor francés

A  B  C  CH  D E  F  G  H  I  J  K  L  LL  M

N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

 

"Del fanatismo a la barbarie no hay más que un paso"
Diderot

Nació el 5 de octubre de 1713, en Langres (Francia). Se cuenta que a los tres años fue llevado a presenciar una ejecución pública y que la impresión que le causó fue tan violenta que cayó enfermo. En su ciudad natal cursó sus estudios con los jesuitas. Se translada a París en 1734, donde pasó diez años como profesor de matemáticas, latín, griego y lenguas modernas. En 1746 se publicó bajo el anonimato su primera obra importante, Pensamientos filosóficos (1746), en la que afirma su filosofía deísta. En el año 1747 fue invitado para editar una traducción francesa de la Cyclopaedia inglesa de Ephraim Chambers. Gracias a la colaboración del matemático Jean le Rond d'Alembert, fue capaz de transformar este proyecto en una inmensa obra de nueva redacción que abarcaba 35 volúmenes, Enciclopedia o diccionario razonado de las artes y los oficios, más conocida como la Enciclopedia. Se le unieron Voltaire y Montesquieu, y se comenzó a utilizar la Enciclopedia como una poderosa arma de propaganda contra la autoridad eclesiástica, la superstición, el conservadurismo y el orden semifeudal. En 1759 los diez primeros volúmenes fueron eliminados por el Conseil du Roi, y prohibió la publicación de la obra. Denis prosiguió con su trabajo en los volúmenes restantes y logró imprimirlos en secreto. Los 17 volúmenes del texto se completaron en 1765, pero las ilustraciones y los suplementos no se añadieron hasta 1780. De su obra destacan también La religiosa (1796), El sobrino de Rameau (1761), traducida al alemán por Goethe, Jacques el fatalista (1796), Cartas sobre ciegos para uso de los que ven (1749) y El sueño de D'Alembert (1830). Amigo y consejero de la emperatriz Catalina II de Rusia, para ella y a su pedido escribió el Ensayo sobre los estudios en Rusia y el Plan de una Universidad oficial rusa. A ella le vendió más tarde su biblioteca, apremiado por necesidades económicas. En 1729, fundó el diario Salones, en el que escribía las críticas de las exposiciones de arte que se celebraban cada año en la ciudad de París. Falleció en París el 31 de julio de 1784.


Las oeuores Philosophiques de Denis Diderot, editadas por la "Librairie Philosophique" do Bruselas en 1829. (extracto)

LA EDUCACION DE LOS NIÑOS

A la señora condesa de Forbach.

Me he preguntado cómo podría hacer para que un niño fuese bueno, y me contesté: inspirándole ciertas cualidades del alma en las que, en forma particular, radica la bondad.
¿Cuáles son, precisamente, estas cualidades? La justicia y el carácter. La justicia, que no es nada sin el carácter; el carácter, que bien puede ser un enorme mal sin la justicia; la justicia, que ampara de la maledicencia, y regula la obra de bien; el carácter, que dará tono a su conducta, que le dará resignación en su destino y que lo enaltecerá sobre sus reveses.
Ésta fue la respuesta que me di a mí mismo. He releído mi contestación y he visto que las mismas cualidades que servían de base a la bondad, también da base a la verdadera grandeza; he visto que trabajando para hacer bueno a mi muchacho, también trabajaba para hacerlo grande, y me regocijé conmigo mismo.
Me pregunté luego cómo se puede inspirar el carácter en un alma naturalmente tímida, y me contesté: corrigiendo un temor con otro temor; el temor a la muerte con el temor a la deshonra. Se debilita a uno llevando el otro al extremo. Más se teme a la deshonra y menos se teme a la muerte.
Todo bien considerado, siendo la vida el don más preciado, cuyo sacrificio es el más difícil, la tomé como la medida más fuerte del interés del hombre, y me dije: si el fantasma exagerado de la ignominia, si el valor exagerado de la consideración pública, no dan el coraje de la organización, se les reemplaza por el coraje del deber, del honor y de la razón. No podrá hacerse una encina de un rosal y aunque consiguiéramos convencer a éste, preferirá dejarse destruir antes que trocarse en aquélla. Dichoso el que posee los dos corajes.

Si fractus illabatur orbis,

Impavidum ferien ruina

Verá conmoverse el mundo sin temblar.

 

 *

masbiografias@hotmail.com

Diseño Gráfico: Grafisoft Digital